Apertura de Rodrigo Briceño en EREDE 2020

Publicado el miércoles 30, septiembre, 2020

 

Sean todas y todos muy bienvenidos a nuestra segunda jornada y final de EREDE 2020.En representación de Irade, quiero darles una cordial bienvenida a esta importante tribuna de diálogo, un espacio que cada año ponemos a disposición de la región para hablar sobre nuestras preocupaciones y nuestro futuro.

Pero, ¿Quiénes somos los que estamos detrás de EREDE?, somos IRADE, una red de empresas que con 31 años de historia contribuye a la generación de capital social en la región, promoviendo la articulación público privada y las mejores prácticas empresariales. También somos un grupo de personas que vivimos en el Biobío, y soñamos con una mejor región para nosotros y nuestros hijos. Hoy ponemos nuestro entusiasmo y nuestra red al servicio de los desafíos de la región. Es por ello, que nos alegra formar parte de la mesa de reactivación regional, que preside nuestro intendente, el Sr. Sergio Giacaman, a quien tendremos en algunos minutos con nosotros.

En nuestro primer día tuvimos la oportunidad de escuchar conversaciones y reflexiones sobre el acontecer actual. Pandemia, estallido social, trabajo, plebiscito y otros temas que nos llenan el día a día en estos tiempos. Temas que de alguna forma definen la agenda de lo que hoy es urgente. También tuvimos esbozos de una visión de futuro, la pregunta “Cómo quieres ver a Chile en 15 años más” de seguro resonó en muchos de nosotros.

Lo que veremos el segundo día de EREDE

El día de hoy queremos partir de lo urgente para mirar lo importante. ¿Cuál es el país que queremos tener?, y de esta forma volver a abordar lo urgente con perspectiva, con una visión de futuro. En unos minutos Helen Martin, presidente de la Cámara Chilena de la Construcción de Concepción, conversará con el Ministro de Obras Púbicas Alfredo Moreno sobre las próximas inversiones en infraestructura regional, inversiones que esperamos no sólo sean para paliar la contingencia, sino que se circunscriban en la Estrategia Regional de Desarrollo 2015 – 2030. Tenemos que convertir esta adversa situación en una oportunidad para profundizar nuestra vocación industrial y exportadora, junto con mejorar la calidad de vida de nuestros habitantes. Por eso, queremos escuchar al ministro, que el ministro nos escuche a nosotros, a la región, y así trabajar juntos para no tener que volver a ver, por casi una década, un puente que no llega a ninguna parte.

Posteriormente el destacado periodista Álvaro Vargas Llosa nos hará pensar en cómo seremos capaces de llevar a cabo esta discusión de futuro en un entorno muy polarizado ideológicamente, con fuertes populismos y las redes plagadas de fake news. Entorno que si no reconocemos adecuadamente nos puede llevar a caminos de los que es muy difícil salir, perdiendo gran parte de lo construido en las últimas décadas, no sólo a nivel regional, sino que a una escala global.

Por último, en la vereda política, 3 analistas de distintos espectros de pensamiento, Gloria de la Fuente, Sebastián de Polo y Gonzalo Cordero, tratarán de dibujar los escenarios que se crean tras el plebiscito del 25 de octubre. Desde estos escenarios, ¿cuáles son los riesgos y oportunidades que se crean para los próximos 15 años de nuestro país? ¿Qué rol debemos cumplir en estos escenarios? Grandes preguntas para uno de los hitos republicanos más importantes desde el retorno de la democracia.

En este evento probablemente no vamos a encontrar respuestas, no las busquemos, como a veces buscamos una verdad rápida y superficial en un tweet. Este evento tal vez nos haga la vida un poco más difícil, pues nos generará preguntas que si queremos responder nos obligará a comprometernos en diálogos y conversaciones en búsqueda de mínimos comunes que permitan construir el tan anhelado propósito que debemos construir.

Pero, ¿cómo dialogar y construir este propósito común, y así establecer una hoja de ruta compartida? Antes que todo, y tal como pudimos observar ayer, desde la capacidad de escuchar al otro como un igual, reconociendo que aun cuando posea una visión disímil, no lo debo descalificar, si no por el contrario, aceptar que su visión es un aporte a mi forma de ver la realidad. Es así como damos los primeros pasos para construir diálogos constructivos.

Nuevo pacto laboral

Sólo ayer, en el diálogo “Pandemia, Empleo y Futuro”, se decía que las relaciones entre trabajadores y empresarios deben hacerse como relaciones equivalentes, saliendo de la trinchera, generando confianzas. Es un deber imperativo recuperar un diálogo de estas características, constructivo y de respeto en la zona de la araucanía, pero, para ello debemos, ante todo y sin lugar a duda, erradicar todo tipo de violencia. Somos testigos de primera fila como ella se ha instalado en el sur de nuestra región, ocasionando solo ayer más daño en la zona de Contulmo. Ésta, no ha traído consigo mayor bienestar o mejores perspectivas a quienes viven y desarrollan ahí sus actividades económicas, si no que, por el contrario, ha incrementado los niveles de incertidumbre, en un período en que la necesidad de recuperar empleos y promover un modelo de desarrollo sustentable para todos los habitantes de estas localidades, es fundamental. Y que difícil será resolver estos temas, si mientras estos hechos se producen en nuestra región, medios nacionales dedican más tiempo al conflicto del fútbol nacional, o la falta de acuerdo en algunos sectores políticos. Así, sólo vamos normalizando la violencia como medio de acción, y haciéndonos cada vez más insensibles a lo que no ocurra en nuestro espacio inmediato. La problemática de esta zona nos debe llamara a la reflexión, ya que es uno de los problemas más multidimensionales que hay en el país hoy en día, y que se debe resolver con la disposición y voluntad de todos los actores.

Nuestra generación tiene hoy una responsabilidad muy grande para con nuestra región y con el país. Debemos cuidarnos de los extremos, no perder el centro que ha permitido gravitar y construir acuerdos en el país, dialogar antes que discutir, escuchar antes de sacar la voz, pensar antes de ejecutar. Todas estas prácticas que pueden sonar de perogrullo, pero son vitales para reconstruir de manera sustentable tras esta emergencia sanitaria, para generar otro trato en esta encrucijada nacional. Por ello, los invitamos a seguir hablando de lo urgente, sin perder de vista lo importante.

Cierro este saludo confiado en nuestra capacidad de construir futuro, sobre todo porque depende de cada uno de nosotros. Y para comenzar a hablar de ello, nuestro Intendente Sergio Giacaman nos hablará de los desafíos urgentes para pasar a los importantes, que la región del Biobío ha debido y deberá enfrentar.

¡Muchas gracias y sean bienvenidos a esta segunda jornada de EREDE 2020!